Algunos os habréis visto sorprendidos de la reaparición del blog después de tantos años. Mis circunstancias personales me llevaron al zen. Y otras nuevas circunstancias personales me traen de vuelta.

Vengo con más años, no con más sabiduría, pero si con mas experiencias vitales. El eje siempre fue "cuestionatelo todo" y en todo se incluyen las supuestas sabidurías procedentes del corpus zen provinientes supuestamente de muchas iluminaciones personales. Hay mucha sabiduría en el zen, pero no todo es sabiduría (koan;)